16 enero 2018

Mis propósitos para 2018

¡No me lo creo! ¡Tercera semana seguida publicando en el Cajoncito! Madre mía, ni siquiera recuerdo la última vez que eso pasó.

Tras mi entrada de la semana pasada comentando cómo me habían ido los propósitos del 2017, hoy quiero hablaros de mis retos para este 2018. ¡Ahí van! 

☼ ¡Sé un poco más Gryffindor y sal de la zona de confort!

Si leísteis la entrada de la semana pasada ya lo sabréis, pero este es mi propósito vital y lo renuevo cada año. 


☼ Volver al Cajón de los Girasoles

El año pasado fracasé estrepitosamente con este propósito, pero quiero intentarlo de nuevo. El Cajoncito llegó a ser muy importante para mí, así que no quiero rendirme. Y, bueno, ¡de momento ya llevo tres semanas seguidas actualizando! *Toca madera para que esto siga así*


☼ Estar más presente en las redes sociales

Sencillamente porque me apetece, la verdad. Quiero volver a estar más conectada. 


☼ Leer más

Llevo algunos años en los que no he leído demasiado, fuera de los manuscritos que me llegan al trabajo. No es algo que me importe especialmente, pero sí que últimamente lo echo mucho de menos. Por ello, este 2018 quiero sacar más tiempo para leer.


☼ ¿Y escribir?

Este probablemente sea el propósito con el que es más fácil que fracase de manera estrepitosa. Siempre me ha gustado escribir y, de hecho, ha sido ese amor por las letras lo que me ha llevado a ser editora. Sin embargo, aunque adoro trabajar con las obras de otras personas, siempre he soñado con escribir yo también. El problema es que siempre me censuro antes de empezar a escribir, y soy consciente de que así nunca lo haré. Este 2018 espero poder acallar mi vena más crítica y lanzarme a ello. Pronto veremos si lo consigo.


☼ ¡Cuídate! 

En los últimos años he tenido algunos bajones anímicos bastante importantes y creo que ya va siendo hora de intentar lidiar con ello. Este 2018 quiero escucharme y cuidarme más, y eso pasa por seguir haciendo ejercicio, comer bien y cuidar mi cabeza. Sobre todo esto último.


☼ Estar más presente en las relaciones sociales

Me duele tener que confesar que yo soy esa persona que prácticamente nunca tiene la iniciativa a la hora de proponer quedar con gente, la que espera a que otros lo hagan. Soy de esas personas que siempre piensan «tengo que escribir a Pepita, luego lo hago» y, evidentemente, nunca lo hace. Y luego me muero de vergüenza cuando, una vez más, Pepita tiene que tomar la iniciativa y escribirme. Como imagino que ya deduciréis, no es algo de lo que me enorgullezca. Este año no quiero que mis amigos me tengan que perseguir, quiero ser más activa.


¿Y los vuestros? ¿Cuáles son vuestros propósitos para este 2018?

09 enero 2018

¿Revisamos los propósitos del 2017?


Con el paso de los años, he ido dándole más y más importancia a los propósitos de año nuevo. Creo en los cambios, en la evolución. Pienso en cómo era yo hace diez años y no podría estar más contenta de todo lo que he logrado. Ojalá pueda decir lo mismo cuando hayan pasado diez más. 

Por ello, dedico mucho tiempo a establecerme retos año tras año: algunos mayores, otros más «sencillos», pero creo que todos pueden aportarme algo. 

Mientras pienso en los que serán mis retos para este año, me gustaría echar un vistazo atrás y ver cómo lo hice el pasado 2017: 


☼ Ser un poco más Gryffindor y salir de mi zona de confort 

Este es mi propósito vital, el que renuevo cada año. Las cosas nuevas y los retos generalmente me dan pavor y, además, suelen ser una fuente de ansiedad. Pero no quiero que eso me paralice, pues he comprobado que las veces que he salido de mi zona de confort ha merecido mucho la pena. Evidentemente no es algo que vaya a conseguir por completo nunca: no es mi naturaleza ser «valiente». Sin embargo, si me fuerzo a salir un poco de la zona de confort día a día, quizá poco a poco yo también vaya cambiando. No es un cambio que pueda percibir de un día para otro, pero si miro años atrás veo una evolución notable. Y eso me basta. (Me disculparéis el momento Mr. Wonderful.) 



☼ Dejar de morderme las uñas y los padrastros 

Llevo arrastrando este mal hábito desde hace muchísimos años. Incluso llegué a un punto en el que me inquietaba profundamente que la gente viera mis manos (no os imaginéis nada extremo, sencillamente a mí me avergonzaba muchísimo que me vieran las uñas mordidas). Este año he percibido un avance, pero cuando estoy nerviosa sigo cayendo. A ver si este 2018 logro dejar por fin esta manía. 


☼ Volver al Cajoncito 

Es evidente que este propósito fue un absoluto fracaso. 



☼ Volver a hacer ejercicio de manera regular 

Propósito muy poco original, lo sé, pero realmente era algo que me hacía falta. Llevaba años en los que iba al gimnasio de manera muy intermitente: iba unas pocas semanas y luego me cansaba. Echaba de menos moverme, sentirme bien conmigo misma, y me alegra poder decir que en esta ocasión sí que lo he logrado. Quizá no he hecho ejercicio muchos días a la semana, pero es un comienzo, y personalmente me siento muy satisfecha. 



☼ Seguir formándome 

Hace ya algunos años que dejé de estudiar y, aunque nunca he dejado de formarme (la experiencia del día a día en el trabajo me está enseñando mucho), sí que me gustaría volver a estudiar. Soy consciente  de que aún tengo mucho por aprender. En el segundo semestre de 2017 me apunté a un par de cursos, uno de los cuales justo empiezo esta semana.



☼ Introducir más color en el armario

Esto puede parecer una tontería, pero estaba harta de tener tanto blanco y negro. Inconscientemente, sigo sintiéndome atraída por las prendas de ropa con estas tonalidades (que, además, son las que más abundan en las tiendas), pero ha sido muy divertido salir de mi zona de confort y atreverme con más colores. ¡Incluso con el amarillo!

Me gusta mucho todo lo relacionado con el estilo y la ropita, así que confieso que este reto ha sido un gustazo. Ha sido un propósito muy gratificante. 



En conjunto, estoy muy contenta por cómo fue 2017. Quizá no logré todo lo que me propuse, pero sí que he visto progresos. Ahora toca pensar qué retos me pongo para este 2018. Pronto os los cuento.

¿Y vosotros? ¿Qué opináis de los propósitos de año nuevo?