26 noviembre 2016

LAS VOCES DEL WILHELM GUSTLOFF

Foto de hace justo un mes, día 26 de octubre, en el que Ruta Sepetys presentaba su nuevo libro en Barcelona.

Ruta Sepetys es una escritora que ha estado presente casi desde los comienzos del Cajoncito. Hace unos días estaba buscando la fecha de publicación de su primera obra en España y casi me caí de la silla cuando vi que fue en 2011. Cinco años. Madre mía.

Creo que me enamoré de la escritora casi a la vez que de su obra. Maeva organizó un pequeño evento para blogueros en el que tuvimos la oportunidad de hablar con ella sobre su primera novela, Entre tonos de gris. A día de hoy, creo que puedo afirmar que fue una de las experiencias más bonitas que he vivido gracias al blog. Se creó un ambiente muy íntimo y cercano, en el que Ruta (me perdonaréis que me dirija a ella con tanta confianza, pero es que ya son cinco años) nos emocionó con su pasión por su trabajo, su sensibilidad y su entrega.

Desde 2011 he visto con ilusión cómo la autora ganaba lectores y repercusión. Ha sido emocionante ver también su crecimiento desde Entre tonos de gris hasta Salt to the Sea, publicado este mismo 2016 (traído a España por Maeva con el título Lágrimas en el mar).

Si hay algo que me gusta especialmente de sus libros, es su capacidad por descubrirnos pedazos de la historia que parecían olvidados o silenciados. En Salt to the Sea la autora da voz a las víctimas del Wilhelm Gustloff, un buque alemán que en la Segunda Guerra Mundial tenía que suponer la vía de escape de miles de refugiados y fugitivos, pero que fue torpedeado por un submarino soviético y se hundió con más de diez mil personas a bordo. Es la mayor tragedia marítima de la Historia.

La historia de Salt to the Sea nos es contada de manera coral, desde el punto de vista de cuatro personajes, que a la vez nos muestran cuatro visiones muy diferentes de la guerra. Cuatro personajes maravillosos, llenos de matices y sorpresas, con unas voces muy definidas y con mucha fuerza.

Una vez más, Ruta nos habla de esperanza y de libertad. Este es un libro que duele y emociona, escrito con una pluma que envuelve y enamora. Sorprende el contraste de lo bonito y casi dulce de la escritura, con la crudeza de lo que nos cuenta. Personalmente, nunca me cansaré de recomendarlo. ¡Espero que le deis una oportunidad!

The Wilhelm Gustloff was pregnant with lost souls conceived of war. They would crowd into her belly and she would give birth to their freedom. But did anyone realize? The ship was christened for a man, Wilhelm Gustloff. My father had told me about him. He had been the leader of the Nazi Party in Switzerland.
He was murdered. The ship was born of death.

10 septiembre 2016

INSEGURIDAD

Wincenty Dunikowski-Duniko
Fotografía de Wincenty Dunikowski-Duniko

Hace unos días estaba viendo un vídeo de Tessa Violet en el que hacía mención a uno de los problemas con los que me enfrento más a menudo a la hora de crear contenido para el blog o para el canal, y que es la inseguridad a la hora de crear.

Soy una persona muy insegura, siempre lo he sido, y es algo que afecta a todas las facetas de mi vida: desde la personal, pasando por la profesional y hasta la creativa. Por culpa de ello, en la mayoría de las ocasiones acabo descartando muchas ideas que me surgen para el blog o para el canal. Total, ¿a quién va a interesar? ¿Y si sale mal? Además, ¿quién va a querer oír o leer lo que yo tengo que decir? ¿Me creo más inteligente que el resto o que mi opinión aporta algo nuevo a la discusión?

Incluso a la hora de tuitear o de hablar de libros. A pesar de todos los años que llevo por aquí, publicando reseñas y hablando de esto, sigo sintiéndome insegura cuando doy mi opinión.

Y me da rabia. Mucha. Más que nada porque mi meta con el Cajoncito es tener un rincón donde crear y hablar de todo aquello que me apetezca. Me enorgullece decir que es un rincón que he creado yo sola, a base de acierto y error, con muchas y muchas horas de trabajo. Es muy bonito verlo crecer, cambiar y enriquecerse. Me gusta releer entradas de hace años, o ver vídeos antiguos del canal, y reencontrarme con la versión más joven de mi misma que lo creó.

En enero quise dar un nuevo inicio al blog. Quería darle un tono mucho más personal, pero ya habéis visto que apenas he publicado nada en los últimos meses. ¿Por qué? Pues precisamente porque cada idea que he tenido ha sido desestimada poco después. Y quiero que esto acabe aquí. Incluso si a nadie le interesa lo que tenga que decir, voy a lanzarme y a arriesgarme. Al fin y al cabo empecé a escribir en el blog solo para mí, creo que esto es lo verdaderamente importante.

¿A vosotros os pasa? ¿Os sentís inseguros o inquietos a la hora de subir contenido a vuestro blog o canal?